La potencia para la propulsión del vehículo es suministrada por el motor de combustión interna.

Los motores de combustión interna son los que usan comúnmente los automóviles. Se llaman también motores de explosión. Estos nombres les fueron asignados debido a que el combustible se quema en el interior del motor y no es un dispositivo externo a él, como en el caso de los motores diesel. Los motores de combustión interna pueden ser de encendido por chispa o encendido por compresión, los cuales presentan una estructura similar, pudiéndolos diferenciar únicamente al tomar como referencia alguno de sus componentes, como la bomba de inyección, e lcarburador, etc.

Este motor se divide en tres partes principales que son:


Culata

Robusta pieza superior que contiene una cámara de explosión para cada cilindro; en el interior de cada una de ellas están las válvulas de admisión, por donde llega la mezcla de aire-gasolina a los pistones, y las de escape, por donde salen los gases procedentes de la combustión una vez conducido el ciclo. La culata lleva hilo para alojar a las bujías que provocan la chispa eléctrica.


Blocks

Pieza central del motor donde se encuentran los cilindros con sus respectivas camisas, que son barrenos o cavidades practicadas en el mismo, por cuyo interior se desplazan los pistones que se consideran el corazón del motor. Cámaras de refrigeración, eje cigüeñal, eje de levas, es la parte principal del motor. La cantidad de cilindros que puede contener un motor es variable, así como la forma de su disposición en el bloque. Existen motores de uno o de varios cilindros, aunque la mayoría de los automóviles utilizan motores con bloques de cuatro, cinco, seis, ocho y doce cilindros, incluyendo algunos autos pequeños que emplean sólo tres.


Cárter

Parte inferior del motor que se usa como deposito de aceite. El cárter es el lugar donde se deposita el aceite lubricante que permite lubricar el cigüeñal, los pistones, el árbol de levas y otros mecanismos móviles del motor. Su función es, además de cerrar el bloque y aislarlo del exterior, es la importantísima misión de albergar el aceite de lubricación del motor.